Murieron cinco personas en protestas contra el Gobierno de Nicaragua

Murieron cinco personas en protestas contra el Gobierno de Nicaragua

Murieron cinco personas en protestas contra el Gobierno de Nicaragua

Por su parte, el vicepresidente de Costa Rica, Epsy Campbell, exhortó al gobierno de Daniel Ortega a que cese de inmediato la represión en contra de los manifestantes en Nicaragua.

El enfrentamiento, según el organismo humanitario, se produjo cuando simpatizantes del presidente Ortega, apoyados por la Policía Nacional, intentaron desalojar a un grupo de civiles que mantenían una barricada.

Anoche sonaron las campanas de la iglesia Nuestra Señora de La Asunción y de San Miguel, para alertar a la población del ataque que estaba ocurriendo en el sector del parque Central, calle Real y calle hacia la Reforma.

El papa Francisco llamó el domingo al diálogo en Nicaragua luego de que nuevos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden dejaran al menos seis muertos, en el último episodio violento de las protestas antigubernamentales que en siete semanas dejan más de 100 fallecidos.

Leiva agregó que -a horas de la noche de ayer- unas 30 personas continúan desaparecidas tras los ataques del sábado en la localidad Masaya, a unos 30 kilómetros de Managua.

"Son días de dolor que han enlutado a las familias nicaragüenses, por lo que ratificamos a nuestro pueblo y a la comunidad internacional que repudiamos estos hechos y permanecemos al lado de las familias para enfrentar con la razón y las leyes esta ola criminal y delictiva que azota a Nicaragua", dijo Alvarado.


Grupos de derechos humanos denunciaron que la policía ha actuado con brutalidad.

Otro de los que salió a dar su punto de vista fue el escritor y vicepresidente en el primer gobierno sandinista de Ortega, Sergio Ramírez, una voz crítica con eco en la región. More than 110 people have been killed in Nicaragua during clashes between forces loyal to President Daniel Ortega and opposition groups.

Leiva indicó que ese informe ya fue compartido con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que este lunes elevó a 127 el número de personas que han muerto en Nicaragua desde que el 18 de abril se iniciaran las protestas contra el Gobierno de Ortega.

El secretario de Estado (canciller) de Estados Unidos, Mike Pompeo, reclamó en la Organización de los Estados Americanos (OEA) que el Gobierno de Nicaragua realice cambios de manera "democrática" y juzgue a los responsables de la violencia que sucede en el país desde mediados de abril.

Hoy se cumplen en Nicaragua 46 días de una crisis sociopolítica, la más sangrienta desde los años 80, que ha dejado al menos 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

El documento más contundente proviene de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), en el que exmandatarios como José María Aznar y Felipe González piden "el cese de la represión gubernamental, la libertad de los presos políticos y el estricto respeto por la vida e integridad personal de quienes ejercen sus libertades de manifestación, de expresión y de prensa en Nicaragua".

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]