Stormy Daniels vuelve a bailar, pero ahora sin tocar

Stormy Daniels vuelve a bailar, pero ahora sin tocar

Stormy Daniels vuelve a bailar, pero ahora sin tocar

La actriz porno Stormy Daniels fue detenida en un local de "striptease", en Ohio, por dejarse tocar por un cliente, algo prohibido en varios estados de Estados Unidos.

Pero al tiempo que califica de "razonable" la presencia de los policías en el club nocturno, el jefe Jacobs indica en el comunicado que "los motivos detrás de las acciones de los agentes serán investigados internamente para asegurar que nuestro Valores Fundamentales y la obligación de servir a nuestra comunidad como mejor podemos sea la base de nuestras acciones".

Según la ley de Ohio, los clientes de clubes de nudistas y empleadas desnudas o semidesnudas no tienen permitido tocarse.

Avenatti tuiteó que su cliente no se presentará en el club este jueves en la noche.

El mal trago duró poco: Daniels quedó en libertad antes de las 6 de la mañana de hoy tras el pago de una fianza de 6 mil dólares y tras declararse inocente de los tres cargos de delitos menores. Esto, ya que la actriz se encuentra en batalla legal en contra del presidente Donald Trump, con quien asegura mantuvo relaciones sexuales en 2006 cuando él ya estaba casado.


Así pues, el letrado ha sostenido en un contundente tuit que la detención de Daniels no es lo que parece: "Esto fue un montaje con motivaciones políticas ocultas. Apesta a desesperación. Enfrentaremos todas las falsas imputaciones", ha denunciado Avenatti. "Es absurdo que se destinen recursos policiales a llevar a cabo una operación encubierta relacionada con clientes que tocan a bailarinas en un club de striptease de una forma no sexual", dijo Avenatti.

Daniels, de 39 años, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, y quien afirma haber tenido una relación extramarital con Donald Trump antes de que éste llegara a la presidencia de EE.UU., fue arrestada durante una actuación en el Club Sirens de Columbus, después de que policías encubiertos la acusaran de permitir que tres clientes la tocaran en "un área anatómica específica".

El acuerdo se firmó justo antes de la elección presidencial de 2016. Daniels sostiene que el acuerdo es nulo porque el entonces célebre empresario y showman nunca lo llegó a firmar, sino que fue su abogado y hombre de máxima confianza de Trump, Michael Cohen, quién firmó y pagó a la actriz porno 130.000 dólares para que no hablara.

Las autoridades retiraron este jueves los cargos por supuestamente haber tocado a tres detectives encubiertos que tenía la actriz de cine para adultos Stormy Daniels, informó su abogado.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]