Pirámide de Keops resulta ser un "concentrador" de ondas de radio

Pirámide de Keops resulta ser un

Pirámide de Keops resulta ser un "concentrador" de ondas de radio

Reciente estudios descubrieron que la pirámide de Giza es capaz de guardar energía electromagnética en sus cámaras internas y en la base.

Con un modelo computarizado analizaron las ondas de radio y su interacción.

La investigación teórica de un equipo de científicos rusos de la Universidad ITMO de San Petersburgo, tuvo como resultado que la pirámide del Antiguo Egipto puede enfocar energía eléctrica y magnética en sus cámaras para generar niveles más altos de la misma. En esta condición, las ondas electromagnéticas se concentraron en la región central de la pirámide.

Las pirámides egipcias están rodeadas de muchos mitos y leyendas, por eso los investigadores direccionan sus estudios científicos a la búsqueda de sus propiedades físicas. Los cálculos mostraron que en el estado resonante, la pirámide puede concentrar energía electromagnética en sus cámaras internas, así como también debajo de su base, donde se encuentra la tercera cámara inacabada.

Estas conclusiones se derivaron sobre la base del modelado numérico y los métodos analíticos de la física.


Averiguaron que las ondas de radio con una longitud de onda de 200 a 600 metros entran en resonancia con la pirámide y, después de trazar un modelo matemático para describir la respuesta del edificio, observaron que la radiación electromagnética se concentra en las cámaras inferiores. Así han observado que, si la longitud de onda de dicha forma de energía entra en resonancia con las dimensiones de la pirámide, esta mole de piedra actúa como un "canal" para esta forma de radiación.

Para explicar los resultados, los científicos realizaron un análisis multipolar.

Evliujin y los investigadores de la Universidad de Hanover (Alemania) aplicaron a la pirámide varios tipos de radiaciones electromagnéticas y dieron con que la construcción interactúa con ellas. La dispersión de la luz por nanopartículas depende de su tamaño, forma e índice de refracción del material fuente. Por lo que se pueden diseñar dispositivos que permitan controlar la luz a nanoescala, lo cual abre un enorme abanico de posibilidades para el futuro.

De hecho, ahora los científicos esperan usar lo aprendido en esta investigación para reproducir los efectos observados en la nanoescala.

"Al elegir un material con propiedades electromagnéticas adecuadas, podemos obtener nanopartículas piramidales con la promesa de aplicación práctica en nanosensores y células solares efectivas", dice Polina Kapitainova, miembro de la Facultad de Física y Tecnología de la Universidad ITMO.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]