Rusia envía a Siria 13 buques ante posible ataque de EEUU

Rusia envía a Siria 13 buques ante posible ataque de EEUU

Rusia envía a Siria 13 buques ante posible ataque de EEUU

Imagen de archivo. Una vista de las tiendas de campaña en un campo de refugiados para los desplazados internos en la provincia de Idlib, Siria, el 30 de julio de 2018. Los errores de cálculo pueden dar lugar a consecuencias imprevistas, incluido el posible uso de armas químicas, agregó.

De acuerdo con Tsigankov, "una parte de este envío en barriles de plástico sin marcar fue luego transportada a otra base de los militantes, en la parte sur de la provincia de Idlib, para organizar un ataque químico de falsa bandera y posteriormente acusar a las fuerzas gubernamentales del uso de agentes tóxicos contra civiles". "Todos sabemos que tanto el Gobierno como Al Nusra poseen la capacidad de producir gas cloro como arma", indicó.

Asimismo, adelantó los planes del Gobierno sirio de "llegar hasta el final" en el batalla a los terroristas en la provincia de Idleb, el último bastión rebelde en el país.

Y digo desesperada, porque acciones como estas, que se repiten, ocurren en momentos en que fracasan las huestes del terror preconizadas, auspiciadas, financiadas, armadas y entrenadas por agentes especiales norteamericanos y de sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, esta vez sin la presencia de Turquía que, abandonando la férula estadounidense, se ha ido inclinando a cooperar con Rusia e Irán, los tres garantes del proceso de paz que se pretende realizar en Siria.


El embajador ruso en EE.UU., Anatoli Antónov, ha afirmado este miércoles que la inteligencia británica y una compañía militar privada participan en la preparación montaje de un 'ataque químico' en Siria.

El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid al-Moualem, dijo también el jueves durante una reunión con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en Moscú: "Estamos en la etapa final de resolver la crisis en Siria y liberar todo nuestro territorio del terrorismo".

Sin embargo, precisó que éstos son unos 10,000, más sus familias, "pero la gente en Idleb son 2.9 millones, así que hay justificación para combatir, con todo derecho, a los terroristas, pero hay que abstenerse de usar armamento pesado en áreas densamente habitadas".

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]