Fernando Haddad sustituye a Lula como candidato presidencial en Brasil

Fernando Haddad sustituye a Lula como candidato presidencial en Brasil

Fernando Haddad sustituye a Lula como candidato presidencial en Brasil

"Por la tarde, saldrá una carta del presidente Lula, en la que coloca a Fernando Haddad como candidato, como su representante", dijo el senador Lindenbergh Farias en un vídeo colgado este martes en Facebook.

A pesar de las apelaciones pendientes ante el Tribunal Supremo, Lula ha decidido que es hora de pasarle el relevo a Haddad en el plazo establecido por el tribunal y no correr el riesgo de que el tribunal electoral anulara los votos del partido.

Con la detención del expresidente, Haddad hizo valer su título de abogado para poder visitar regularmente a Lula en su celda de la Superintendencia de la policía federal en Curitiba, y poco a poco se fue convirtiendo en uno de sus principales voceros, ganándose el apoyo de los veteranos caciques del PT.

El anuncio fue dado por el PT y los movimientos aliados, mientras los responsables de la campaña electoral del Partido de los Trabajadores aseguran que la oficialización de Haddad se encuentra en proceso y se espera que la gran mayoría de los que apoyan a Lula da Silva voten por él. "Naturalmente el problema de Haddad ahora es quitarle votos a Ciro Gomes, que se viene consolidando como candidato de izquierda en el nordeste, que es el tercer colegio electoral del país", dijo a la AFP el analista Matías Spektor, profesor de la Fundación Getúlio Vargas (FGV).

"Depende de nosotros permitir que se confirme o no. Nos preocupa, porque puede comprometer nuestra estabilidad, las condiciones de gobernabilidad y de legitimidad del próximo gobierno", advirtió el general sobre la posibilidad que todavía queda de que Lula sea admitido como candidato.

Haddad, exalcalde de Sao Paulo, de 55 años, mantuvo el lunes varias reuniones con Lula y este martes por la mañana volvió a visitarlo, para cerrar el cambio en la candidatura.


El excapitán del Ejército, Jair Bolsonaro, fue apuñalado el jueves durante un acto de campaña.

Haddad era el compañero de fórmula de Lula en la Vicepresidencia.

En cualquier caso, esos resultados llevarían el pleito a una segunda vuelta, que sería celebrada el 28 de octubre y en la que, según los sondeos, Bolsonaro perdería contra Gomes, Silva o Alckmin, y estaría prácticamente empatado con Haddad. Su estado de salud es estable, según el hospital Albert Einstein de Sao Paulo. La segunda vez que disputó elecciones fue en 2016, para ser reelegido, pero perdió ante João Dória del PSDB, en medio del desgaste del PT por las denuncias de corrupción y el "impeachment" de Dilma Rousseff.

Lula está preso tras ser acusado de supuesta corrupción, pese a no haber pruebas concretas en su contra.

Haddad recibió muchos elogios por la buena gestión realizada hasta 2012: en ese periodo de bonanza económica en Brasil se crearon 14 nuevas universidades, se amplió el acceso a la enseñanza para los estudiantes de las clases más humildes y se repartieron más de 700 millones de libros gratuitos en todo el territorio nacional.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]