Trump pagaría a México por expulsar migrantes

Trump pagaría a México por expulsar migrantes

Trump pagaría a México por expulsar migrantes

Pese a la negativa del Congreso de Estados Unidos para destinar recursos a la construcción de un enorme muro en la frontera con México, la administración del presidente Donald Trump propuso entregar 20 millones de dólares a México para deportar 17 mil migrantes antes de que ingresen a territorio estadounidense, pero su propuesta fue rechazada.

En una nota publicada este jueves, el diario destacó que de acuerdo con un aviso reciente enviado por el gobierno federal al Congreso, los recursos serían tomados de los fondos de asistencia para el extranjero.

RECHAZO TOTAL. "No se ha puesto en la mesa que México sea la policía de Estados Unidos, eso no se ha puesto de ninguna manera", expresó la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al advertir que México no será autoridad del vecino país del Norte para detener la migración.

UU. dijo que "La secretaria Nielsen ha estado trabajando con México de manera regular, y esta propuesta es parte de un esfuerzo multifacético para abordar la crisis en nuestra frontera sur", según Univisión. "Estamos trabajando estrechamente con nuestros homólogos mexicanos para afrontar directamente las crecientes aprehensiones en la frontera".

La portavoz añadió que el objetivo es además garantizar que las personas con peticiones legítimas de asilo tengan acceso a las protecciones adecuadas.


Un portavoz de la Embajada de México no respondió este miércoles una solicitud de comentarios por parte del diario.

El plan, que se ha debatido internamente durante meses, es parte de un impulso más amplio por parte de la administración (del presidente estadunidense Donald) Trump para redirigir miles de millones de dólares en asistencia extranjera a otras prioridades. Muestra de ello es que millones de dólares previstos para estabilizar Siria y apoyar a escuelas y hospitales en Palestina ya fueron redirigidos. Ahora, su Administración planea pagar al País para que lidie con los indocumentados.

El proceso legal a veces engorroso y largo en Estados Unidos para deportar a los solicitantes de asilo ha frustrado por mucho tiempo a Trump.

En México, el proceso de deportación de centroamericanos toma, en promedio, una semana, explicó en julio el Instituto Nacional de Migración a BBC Mundo.

Sin embargo, hay detractores a esta propuesta como los grupos de defensa de migrantes, quienes califican la propuesta como uso equivocado y malgastado de dinero que no abordaría los problemas que llevan a los inmigrantes a viajar a México y Estados Unidos, en primer lugar.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]