Dakillah Warapp acusó a Julián Serrano por agresión — Escándalo

Dakillah Warapp acusó a Julián Serrano por agresión — Escándalo

Dakillah Warapp acusó a Julián Serrano por agresión — Escándalo

Las versiones cruzadas comenzaron cuando Dakillah citó un tuit de Serrano, al que le sumó el comentario: "Cuando te querés hacer el bueno, caballero, y a mí me quisiste pegar en una fiesta porque estabas borracho".

Ante la revolución que provocó en la red social la acusación de la joven argentina estrella del Trap contra Julián Serrano, ella subió dos videos en los que contó su versión de lo que habría ocurrido en la mencionada fiesta.

En las últimas horas, Julián Serrano recurrió a las redes sociales para hacerle frente a la fuerte denuncia que le hizo la cantante Dakillah Warapp, quien lo acusó de haberla agredido en una fiesta, a la que también asistió Malena Narvay, la novia del actual campeón del Bailando.

La actriz, famosa por su papel en 100 días para enamorarse, dijo que el problema fue la agresión de la cantante hacia ella. No le di bola: estaba su novia delante. "Esto fue hace un mes y medio, un poquito más". "Empiezo a discutir con él y el chico me quiere pegar".

Según el ganador del Bailando, la cantante siguió insultándolo hasta que se cansó y se fue. "Por eso esperé al debido momento para contarlo", remarcó.


Además, dijo que ella no desconfía del relato de las víctimas, pero que esta vez no se trata de una creencia sino de un hecho que ella misma vivió. "Me estoy comiendo este escrache porque ella flashea que en algún momento le quise pegar".

Más tarde recibió el apoyo de su novia, y recientemente apareció su compañera de baile y emitió un fuerte mensaje de apoyo: "Para los que no saben, el vip del boliche al que salimos esa noche es un escenario que da a cientos de personas".

Imagen de archivo. Julián Serrano y su novia Malena Narvay.

Atento a la delicada acusación, Julián no solo grabó un video para defenderse, sino que sostuvo que la acusación será trasladada al ámbito legal: "Voy a contar lo que pasó esa noche". Luego aseguró que al día siguiente fue contactada por uno de los organizadores de la fiesta: "Me pidió disculpas y me contó que ya había habido muchas situaciones en las que ella se puso violenta y trajo problemas (.) Sus palabras exactas [fueron] 'Para nosotros ya llegó un límite, estamos a nada de que se mande una cagada aún peor que pueda ser irreversible'". "Ojalá sea un tema que se resuelva como corresponde, en la Justicia", concluyó Morandi.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]