"El Vicentillo" da testimonio sobre la fuga de "El Chapo" en 2001

"El Vicentillo" da testimonio sobre la fuga de "El Chapo" en 2001

Uno de los testigos principales en el juicio por narcotráfico contra Joaquín "El Chapo" Guzmán, Vicente Zambada, hijo de Ismael "El Mayo" Zambada, narró en el juicio cómo su compadre le explicó su huida de la cárcel en 2003 escondido en un carrito de la lavandería, al tiempo que negó la corrupción al más alto nivel.

Durante la conclusión de su testimonio en una corte de Estados Unidos, el capo Vicente Zambada Niebla manifestó que Joaquín Guzmán Loera "no es su enemigo".

"Vicentillo", que compareció por segundo día consecutivo en el juicio por narcotráfico contra Guzmán, confesó haber utilizado esos mismos contactos, posteriormente, para intentar abandonar el cártel del Pacífico, que dirigían su padre y "El Chapo".

Zambada Niebla indicó que Guzmán aprovechó esos contactos también para hacerles llegar información sobre cárteles rivales, con el objetivo de deshacerse de sus enemigos.


Balarezo cuestionó también que aquellas fueran las únicas comunicaciones entre padre e hijo, remarcando el papel de mensajeros de los abogados de Vicente, que se reunían con su el mayor de los Zambada en su escondite en la sierra de Sinaloa. Viajó a Europa y a Canadá pero tuvo que regresar a Culiacán por temor a ser víctima de los enemigos del cartel. El principal argumento blandido por la defensa durante las veinticinco sesiones del juicio es que el Chapo en realidad es un chivo expiatorio, una suerte de mito, y que "El Mayo" Zambada -en libertad- es el verdadero líder del Cártel del Sinaloa.

La información que obtenían, señaló Zambada Niebla, se la entregaban a integrantes del Ejército y de la Policía Federal, a las que, dijo, tenían "bajo su control", con la finalidad de que se encargaran de detenerlos y "no desatar más balaceras entre nosotros". Estas acusaciones se añaden a las realizadas en el pasado por Jesús "El Rey" Zambada que relacionó directamente a Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Genaro García Luna con el Cártel de Sinaloa.

La fotografía la acompaña el registro GOVERMENT EXHIBIT 1K 09-CR-466 (BMC), en la imagen no se ve el rostro de Guzmán Loera, solo su espalda tomando de la mano y abrazando a la mujer dentro de un espacio reducido.

"Sí, y a toda la familia", agregó Vicentillo, uno de los testigos estelares del gobierno de Estados Unidos para convencer al jurado de que El Chapo es culpable de los delitos que le imputa por tráfico internacional de drogas y lavado de dinero, entre otros.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]