Saqueos en nueva protesta de "chalecos amarillos"

Saqueos en nueva protesta de

Saqueos en nueva protesta de "chalecos amarillos"

Después de semanas de declive, el movimiento de los "chalecos amarillos" trataba de cobrar un nuevo impulso este sábado con una gran manifestación en París, salpicada de enfrentamientos con la policía, saqueo de tiendas e incendio de barricadas en la famosa avenida de los Campos Elíseos, que se saldaron con 109 detenidos y 12 heridos leves.

Mientras algunos manifestantes de los chalecos amarillos causaban disturbios en la representativa avenida parisina de los Campos Elíseos, en otros sitios de lacapital francesase desarrolló una escena completamente diferente el sábado: decenas de miles de personas marcharon pacíficamente para exhortar al gobierno a actuar de manera más rápida en el combate al calentamiento global.

Entre los incidentes registrados cabe destacar el saqueo a manos de individuos vestidos de negro y encapuchados del histórico restaurante de lujo Le Fouquet y de las tiendas de Hugo Boss, Bulgari y Nespresso en la zona de los Campos Elíseos.

Aunque no está clara bajo qué forma continuarán las protestas después de la manifestación de este sábado, manifestantes como Van-Thanh Nguyen, francés de origen vietnamita que ha participado en 16 de las 18, asegura que seguirá luchando "hasta que las cosas cambien".

El centro de la capital, con estaciones de metro cerradas y escaparates protegidos, se preparaba para recibir a miles de manifestantes al cumplirse cuatro meses del inicio de las protestas. Mi consigna a la Prefectura de Policía: "responder con la mayor firmeza a esos ataques inadmisibles", escribió en Twitter el ministro francés del Interior, Christophe Castaner, que cifró en unos 1.500 el número de violentos.

"¡Nos desmovilizamos un poco la semana pasada pero no estamos muertos, Macron!, ¡vamos a por ti!".

Camiones hidrantes contra los manifestantes
Camiones hidrantes contra los manifestantes

Varias figuras de este movimiento apolítico yh horizontal que se organiza en las redes sociales invitaron a sus simpatizantes a marchar en la capital.

"Esperamos a los de Toulouse con impaciencia, a los de Burdeos, a los de Marsella.", dijo el camionero Eric Drouet, uno de los líderes de los "chalecos amarillos", quien dijo esperar también refuerzos de Italia, Bélgica, Holanda y Polonia. Según cifras del Ministerio del Interior -que los "chalecos amarillos" cuestionan- fueron 28.600 en toda Francia la semana pasada, una décima parte de los 282 000 que salieron a la calle el 17 de noviembre, fecha en que se inició el movimiento.

Presentada como un "ultimátum" a Macron, esta nueva movilización se produce tras una serie de debates en Francia con los que el gobierno esperaba canalizar la ira de los manifestantes y hacer emerger propuestas concretas.

Las fuerzas del orden habían previsto un fuerte dispositivo de seguridad. Una fuente policial interrogada por la AFP dijo que había "muchos factores que hacían pensar que la movilización de hoy podría ser superior a la de los sábados anteriores", sobre todo por la presencia de grupos ultraviolentos.

En las últimas semanas, las manifestaciones rechazan además el debate nacional lanzado por el presidente para intentar contrarrestar la crisis generada por los chalecos amarillos.


Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]