Muere Bibi Andersson, la musa predilecta de Ingmar Bergman

Muere Bibi Andersson, la musa predilecta de Ingmar Bergman

Muere Bibi Andersson, la musa predilecta de Ingmar Bergman

La actriz sueca Bibi Andersson, conocida por sus papeles en las películas del director y compatriota Ingmar Bergman, ha muerto este domingo a los 83 años, ha informado su hija Jenny Grede Dahlstrand. Tuvieron tanta química trabajando juntos que a lo largo de medio siglo hicieron al menos una decena de películas que dirigió el director sueco, como The seventh seal, Wild strawberries y Persona.

Con el director sueco rodó “Sonrisas de una noche de verano” (1955), “El séptimo sello” (1956), “Tres almas desnudas” y “Cuando huye el día” (1957), “El mago” (1958), “El ojo del diablo” (1960), “Ni hablar de las mujeres” (1964, primer filme en colores del cineasta), “Persona” (1966), “La pasión de Anna” (1969), “El toque” (1971) y “Escenas de la vida conyugal” (1973). La actriz comenzó a trabajar con el realizador cuando tenía solo 15 años, fue en varios anuncios de la marca de jabón sueca Bris, dirigidos por él.

Por otra parte, Jan Holmberg, directora general de la Fundación Ingmar Bergman declaró que a pesar de la innegable vinculación entre el célebre director sueco y Andersson, ella era "una artista por derecho propio". A partir de finales de la década de 1980, la actriz centró su carrera en la televisión y el teatro, donde volvió a realizar varias colaboraciones con Ingmar Bergman. Sin embargo, en 2009 dejó de hacer películas como consecuencia de un derrame cerebral que le paralizó un lado de su cuerpo.

Bibi Andersson recibió varios premios, entre ellos el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival internacional de Berlín en 1963 por su papel en 'La amante', de Vilgot Sjoman (1962).


También se la vio en La carta del Kremlin (1969, de John Huston), La rival (1974, de Sergio Gobbi), Nunca te prometí un jardín de rosas (1977, de Anthony Page), El enemigo del pueblo (1977, de George Schaefer), Aeropuerto 1980: el Concorde (1979, de David Lowell Rich), Quinteto (1979, de Robert Altman), Todo es cuestión de amor (1978, de André Cayatte) y La fiesta de Babette (1986, de Gabriel Axel).

Desde 2009 permaneció ingresada en un hospital.

Bibi Andersson, con su pelo corto, perteneció a una generación de actrices europeas que destacaron por su seriedad en su trabajo, su libertad y su lucha por la independencia.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]