Detenido con gasolina en la catedral de Nueva York

Detenido con gasolina en la catedral de Nueva York

Detenido con gasolina en la catedral de Nueva York

El hombre entró en la histórica Catedral de San Patricio, en Nueva York, con dos bidones de nafta, dos encendedores y dos botellas con un líquido utilizado para activar el fuego.

"No sabemos cuál es su estado de ánimo, cuál sería su motivación", dijo Miller en una rueda de prensa en los escalones de la catedral, una estructura neogótica en el corazón de la isla de Manhattan.

Según ha informado el Departamento de Policía de Nueva York, el hombre se topó con un agente de seguridad del templo, que le impidió el paso antes de ser detenido en las afueras de la catedral.

El sospechoso ha señalado que llevaba los bidones porque tenía que llenar el tanque de su coche, que se había quedado sin gasolina. "Por eso lo detuvimos". Eso despertó su inquietud y llamaron a funcionarios de la oficina antiterrorista, explicó el subjefe del Departamento de Policía de Nueva York, John Miller.


"Parece que no hay ninguna conexión con un grupo terrorista o ninguna intención ligada al terrorismo", dijo Miller, quien confirmó que el hombre pensaba embarcarse aRoma este jueves. "Miramos su vehículo. No faltaba gasolina, y lo detuvimos", precisó. El incidente sucedió pocos días después de un incendio en la catedral de Notre Dame en París.

La policía de Nueva York inspeccionó ese vehículo y no encontró nada más.

Hasta el momento existen varias investigaciones sobre la fuente del incendio, hasta el momento la policía de París dio a conocer que probablemente un cortocircuito desató el siniestro.

Además, según este medio, Lamparello había tenido un encontronazo con la Policía la semana pasada en Nueva Jersey, cuando se negó a abandonar una iglesia en la localidad de Newark a la hora del cierre, alegando que quería rezar.

Noticias relacionadas



[an error occurred while processing the directive]